Ayudas Vehículo Eléctrico

Ayudas Vehículo Eléctrico

La Junta de Andalucía está a punto de implementar su Programa de Impulso al Vehículo Eléctrico. Si hace unos días comentábamos el poco impacto que ha tenido la movilidad eléctrica en esta comunidad autónoma, parece que los responsables políticos han tomado buena nota y han decidido ponerse las pilas y favorecer la adquisición de nada menos que 1.600 unidades de vehículos eléctricos en Andalucía el próximo año 2014. Estas ambiciosas cifras pretenden conseguirse con una dotación presupuestaria de 32 millones de euros y serán compatibles con el apoyo de los diferentes planes del Ministerio de Industria.

El programa propuesto concibe que las subvenciones son necesarias para motivar a los usuarios tempranos, ya que la misma apoyará la compra del vehículo hasta en un 30% del coste total, en el que se incluye la instalación del punto de recarga, con el objetivo de dotar a la flota proyectada de la infraestructura de recarga necesaria.

Además, la Junta de Andalucía es consciente de que para impulsar la demanda hay que empezar por las flotas, por lo que prestará especial atención y apoyo a las diversas administraciones ubicadas en el territorio a través de financiación y subvenciones para difusión, inversiones y asistencia técnica.

Otros objetivos que tiene este ambicioso plan de impulso al vehículo eléctrico en Andalucía son: establecer mecanismos de colaboración público‐privada para el impulso de la Estrategia y el aprovechamiento de las nuevas oportunidades empresariales y de innovación, sobre todo aquellas que vayan ligadas al mantenimiento o la creación de empleo, colocar a la administración local como protagonista del desarrollo de la movilidad eléctrica, la creación de una infraestructura pública de recarga que ayude a conseguir los objetivos propuestos por la Unión Europea para España, dar un impulso real al uso de las energías renovables para la recarga de vehículos eléctricos y por último la difusión de las ventajas de la movilidad eléctrica.

Como podemos observar, poco a poco las administraciones públicas son más conscientes de que la movilidad eléctrica es una cuestión vital, y empiezan a apostar por a misma. Quizá todavía no están muy convencidas y lo hagan por cuestión de imagen, pero no cabe duda de que son iniciativas interesantes y que pueden suponer una apuesta a medio plazo por un cambio de modelo energético.