Opinión

Coches Eléctricos, Entrevista, Opinión

Hoy os presento a Emilio Ballesteros, empresario del sector de vehículo eléctrico y gurú. No os dejará indiferentes. Y vais a aprender mucho. Atentos.

Pregunta. Emilio, eres un referente en el sector del vehículo eléctrico en España, ¿cómo y cuando nació la idea de entrar en él?

Respuesta. Ya en el año 2009 comienza mi historia a raíz de una visita a Carolina del Norte, donde me intereso por las conversiones de coches de combustión a eléctricos, iniciativa pionera en todo el mundo y con una idea clara de negocio. Gracias a esto pude traer la idea a España con la empresa Raem Technologies Corporation, ubicada en Miami y dedicada a la elaboración de proyectos para documentales y trabajos por encargo, y actualmente inmersos en un proyecto con National Geographic.
Poco a poco fui abriéndome paso en los medios y apoyándome en varios artistas comienzo a promocionar la idea de Conviértete: “Conviértete a eléctrico y pásate a la vida zero”. Tras unos primeros contactos con directivos de la marca Renault comienzo a colaborar con ellos y la idea va evolucionando hasta que una empresa alemana se interesa por nuestro sistema de carsharing para un hotel. De la mano de Ciro Boundestino y la cadena RRG nos convertimos en los propietarios de los derechos para la explotación de la idea en la costa adriática. Actualmente tenemos por objetivo los mercados orientales y por ello nos hemos aliado con Carlos Espinosa de los Monteros, colaborador de Marca España.

P. ¿Cuáles son los mayores problemas que ves a la implantación del vehículo eléctrico en nuestro país?

R. Problemas ninguno, España es un país muy flexible cuando quiere y da soluciones a todo con celeridad si hay voluntad. En realidad, los obstáculos son comunes a todos los países en los que esta tecnología está implantándose, como la gran dificultad en la venta por la complejidad de los complementos como los puntos de recarga. Lo que más complicado está resultando es convencer al cliente que necesita equipar a su vehículo para conseguir que sea operativo. Es por ello por lo que el alquiler es un idea de negocio que va a crecer muchísimo en los próximos años.

Otro obstáculo importante es el miedo al cambio, y la baja formación de los comerciales, ya que no están preparados. No sólo por la poca formación respecto a los productos que venden, sino por cierto miedo al sector de la movilidad eléctrica que impide que den buena información a los clientes, lo que no favorece un buen impacto de la imagen del sector en la sociedad.

A mi entender, las Administraciones Públicas no están confiando demasiado en el vehículo eléctrico, con una incapacidad palpable de implementar medidas reales de ahorro y con poca visión a largo plazo en el tema ambiental, haciendo oídos sordos a las ventajas del vehículo eléctrico como solución de movilidad. Esto es algo que está muy vinculado a la tradición española, una sociedad con miedo al cambio y cierto desprecio sin conocimiento de las nuevas tecnologías, aunque la implantación del vehículo eléctrico es cuestión de tiempo. Además, en muchos sectores profesionales cualificados, la movilidad eléctrica es ya una realidad.

En este sentido, el mayor obstáculo recae en la poca sincronía entre la creación tecnológica y la lenta implantación en la sociedad de los cambios. Hace poco leí que una empresa iba a lanzar coches voladores para el año 2020, lo que me resultó muy chocante, ya que el INTA dispone de proyectos anteriores a 1987 con varios prototipos… Lo que quiero transmitir es que es importantísimo trasladar a la sociedad los adelantos en infraestructuras y sistemas de gestión de tecnologías avanzadas como los vehículos eléctricos puros, híbridos, microhíbridos, etc., ya sea en materia de puntos de recarga como sistemas de reparación. Y esto es lo que intentamos hacer con @twizytaxi, donde hemos implantado ya la tecnología NFC con Vodafone y para Blackberry Q5.

P. ¿Cómo valoras el apoyo de las diversas administraciones públicas al sector?

R. Para responder a esa pregunta bien deberíamos de analizar comunidad autónoma por comunidad autónoma. El comienzo fue muy prometedor, pero poco a poco las diferentes administraciones han ido perdiendo fuelle, por el problema presupuestario. Existió un boom del coche eléctrico antes de la crisis y ahora estamos atravesando el desierto. Sólo esperamos que las instituciones no rematen a la movilidad sostenible como ocurrió en el 76, y podamos contar los usuarios con una opción de movilidad sostenible.

Concretamente en Madrid se comenzó con mucha fuerza, haciendo grandes progresos en infraestructuras, medios y sistemas de gestión, pero finalmente todo ha quedado en standby. En la zona norte de España sí que está habiendo un apoyo real y se nota que se está pensando a largo plazo. En la zona de Valencia y Levante en general hay una gran dejadez, y en sur las cosas se están empezando a hacer bien. Tiempo al tiempo, esto es una carrera de fondo.

Por otra parte, fuera de nuestras fronteras, la Unión Europea sí que está impulsando medidas concretas de apoyo al vehículo eléctrico, pero muy poco a poco. Confiamos en que se siga apostando por el cambio y ahí estaremos nosotros para aprovecharlo y crecer.

P. ¿De qué forma crees que las empresas privadas van a apostar por el
vehículo eléctrico?

R. La empresa privada apuesta por dar el mismo servicio a pymes que a particulares con los mismos beneficios e incentivos fiscales, por lo que considero que el renting a particulares es una gran baza. La mentalidad ganadora de las empresas privadas ha facilitado la sincronización de las empresas del sector en ofrecer servicios integrales al usuario. Muchas suministradoras de energía están ya ofreciendo la instalación de puntos de recarga y gestión de energía. También encontramos nuevas empresas que intentan dar soluciones integrales de recarga para los vehículos eléctricos que lo están haciendo bien. Creo que todo el sector debe de apoyarse para crecer juntos: empresas instaladoras con empresas de carsharing, renting y aparcamientos públicos, suministradoras, etc. Incluso existen iniciativas muy audaces que están sacando patentes para dar soluciones inteligentes de movilidad, que al final es lo que necesita el usuario. La ampliación del catálogo de soluciones es una buena iniciativa para poner más opciones delante de los consumidores, con diversidad de precios que ayuden a dinamizar el sector. En este sentido, las empresas como Conviértete necesitan poder dar precios competitivos, ya que el cliente debe de llevarse el coche puesto cuando salga del concesionario y con todos los accesorios, como el punto de recarga.

P. Tú eres usuario, cuéntanos tu experiencia con los diferentes modelos de coche que has probado.

R. El primer coche eléctrico que cogí fue el de Feber de chiquitito. Yo tenía además uno de gasolina que me compró mi padre que se arrancaba con una cuerda y la verdad es que usaba el de gasofa para ensuciar en la calle y hacer ruido y luego el de Feber para ir por mi casa y tener una movilidad eficiente y razonable, así que fijaros desde cuándo aposté yo por el vehículo eléctrico, fui el primero de España de lejos. Desde bien joven me di cuenta de que un vehículo eléctrico no es sólo un tipo de coche, es el mejor concepto de servicio personal que se haya creado jamás.

El primer coche eléctrico que probé a nivel comercial fue un Buick de 1.800 kilos que un particular había convertido a eléctrico con 400 voltios y un motor de 13 pulgadas de corriente continua en EEUU. Me quedé muy sorprendido de su potencia. Más tarde probé el C-Zero de Citroen, con motor Brushless que no me convenció por su poca potencia y muy poco competitivo económicamente.

En un momento de arrebato compré un Fisker Karma Signature de 2010, un modelo poco notable. Éste lo cambié por un Tesla Roadster, impresionante coche pero limitado a 220 km/hora incomprensiblemente, ya que tiene una aceleración sin parangón y que vendí por su gran consumo y la duración de la batería. Aún así no me arrepiento, ya que lo compré por capricho y no por funcionalidad.

Seguidamente compré un Twizy de segunda mano en Valladolid que actualmente uso a diario y mi pretensión es adquirir un Zoe negro en los próximos meses, para mi el eléctrico ideal: 160 kilómetros de autonomía, potencia de sobra y un coche con grandes prestaciones. El gran problema del Twizy, a pesar de ser una gran propuesta de movilidad, el transporte unipersonal en España no creo que tenga un gran futuro. Además, a este cuadriciclo le falta mucho para ser coche.

…..

Mañana más, y mejor.

Nissan Leaf, Opinión

Mucha gente se pone la medalla a la hora de impulsar la movilidad eléctrica, fabricantes como Seat, Ford o Mercedes, sacan modelos de coches eléctricos, que sirven para el escaparate no sabemos si funcionan, pero sabemos que no podemos comprarlo.

Para comprobar esto Recarga Coches Eléctricos, llamó a la casa Mercedes-Benz, una de las mejores de la CCAA en la que nos encontramos. Nos interesamos en realizar una prueba en el Mercedes Smart Fortwo Eléctrico. La respuesta fue clara, no lo tienen, ni lo van a tener, ni lo vamos a probar. Al día siguiente nos llamaron diciendo, “uff, ese coche solo se vende en renting, hay que ser una empresa, vale muchísimo dinero” . En fin, al igual que Seat o Ford, son marcas que sacan su coche eléctrico para figurar.

Por eso desde este blog, queremos dar la enhorabuena al coloso de la movilidad eléctrica. Se trata de Nissan, el único fabricante que esta pensando en sus clientes (cosa que Renault no hace), da flexibilidades, intenta sacar promociones, instala infraestructura de recarga pública en muchos países (en principio instalará en España). Hace grandes inversiones en I+D, modifica y mejora sus coches. Gran parte de sus concesionarios tienen su vehículo eléctrico, y los vendedores conocen aunque no mucho, algo de este coche.

Simplemente la enhorabuena y que siga muchos años así.

Opinión, Tecnología Española

En muchas ocasiones nos quejamos del poco apoyo institucional que las iniciativas verdes tienen desde las instituciones públicas. Aunque las energías verdes, las políticas contra el cambio climático y el modelo energético tienen muy buena prensa, muchas de ellas se quedan en titulares.

Es por ello por lo que cuando los organismos públicos realmente se deciden a implementar programas de este tipo sea de justicia comentarlos y aplaudirlos. Una de las últimas iniciativas de este tipo que están teniendo lugar tiene por objetivo ayudar a las empresas desarrolladoras de sistemas energéticos alternativos a carburantes fósiles, el Low Carbon Incubator Programme. La Comisión Europea creó hace unos años el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología con el objeto de equiparar Europa con Estados Unidos en la creación de empresas tecnológicas. El problema no supone la falta de investigación o buenas ideas de los científicos europeos, o la cantidad de patentes, sino la transformación de toda la tecnología conseguida en modelos de negocio rentables.

Este Instituto, aunque financiado con fondos europeos, trabaja de modo distinto, realizando un esfuerzo por cambiar la mentalidad de las empresas y proyectos. Esto significa la inexistencia de subvenciones, ayudas o inversiones varias a fondo perdido. Repetimos que el objetivo no es dar dinero, sino transformar la mentalidad de los europeos y ayudar a vender una idea, a hacerla rentable, a transformarla en una empresa competitiva. De este modo, el Instituto ha creado una serie de empresas de titularidad mixta (pública y privada) que afinan los objetivos del Instituto a políticas particulares.

En este caso, la organización que nos ocupa es la Climate-KIC, cuyo esfuerzo está enfocado a todas aquellas iniciativas que de alguna forma luchan contra el cambio climático. En este sentido, con tres programas en marcha, el apoyo a emprendedores no sólo se realiza sobre el papel. Uno de los que más tiempo lleva en marcha es el Low Carbon Incubator Programme, que consta de tres fases. Actualmente están seleccionadas varias empresas españolas que tratan los siguiente temas: el desarrollo de módulos fotovoltaicos para el uso integrado en textiles, desarrollo de sistemas de gestión de energía para la mejora de la eficiencia energética en organizaciones, instalaciones geotérmicas para mejorar la eficiencia energética en centros deportivos cubiertos y piscinas, desarrollo y optimización de sistemas de refrigeración y aire acondicionado basados en tecnología de refrigeración CO2, tecnología innovadora de tratamiento de lodos basada en procesos de digestión anaerobia, sistemas de control de la generación, consumo y almacenamiento de la energía de uso doméstico y cómo no, soluciones innovadoras en las instalaciones de puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Como bien sabéis, uno de los obstáculos para la real incorporación del vehículo eléctrico en España pasa por el desarrollo de sistemas de recarga muy competitivos. Y esta empresa está investigando la forma de alcanzar una línea de producción los suficientemente eficiente para rebajar el coste final del wallbox a menos de 300 euros.

Desde aquí aplaudimos esta iniciativa y animamos a las empresas españolas a salir fuera a luchar por los millones de euros que se están repartiendo en Europa para apoyar a las empresas y que no estamos aprovechando por nuestra legendaria falta de fluidez con el inglés. Se está dando el caso paradigmático de que ideas españolas mucho más interesantes que otras europeas no están viendo la luz por la dificultad de encontrar financiación y partners poderosos por no defender el proyecto tan bien como los alemanes y por supuesto británicos, pero también como húngaros y polacos.

Desde aquí todo nuestro apoyo a las empresas españolas que se han atrevido a ello.

Opinión, Recarga Vehículos Eléctricos

No, no , es un nuevo sistema operativo, ni ningún desarrollo de Google. Es lo que ha costado el desarrollo de un sistema para modelar la demanda de los vehículos eléctricos y ajustar la carga a la demanda de la red. Esta es la subvención que ha recibido el Centro Técnico de SEAT S.A., durante 4 años para sacar estas conclusiones.

Si se trata del Proyecto Cenit VERDE, un proyecto financiando con el bolsillo de todos. Con un presupuesto total de 34 millones de €, el ministerio ha pagado 17 millones de euros. Posteriormente desconocemos, lo que han aportado económicamente las 16 empresas privadas y los 14 organismos públicos y todo esto para desarrollar un software, que esperemos ver algún día implantado. Oye pues si que han trabajado con eficiencia y dinamismo. Me da a mi, que esto ha servido para financiar los grupos de investigación de todas las empresas y poco más.

Indicaros que el proyecto fue clausurado este 11 de junio, hubo un gran acto y también repercusión mediática en los medios de comunicación, posiblemente ya conocías esta noticia. Lo que ha trascendido de las conclusiones, es lo siguiente:

  • Se ha desarrollado el Seat Leon Verde.
  • Se ha realizado un software para la gestión inteligente de la recarga.

En fin ya vemos para que tenemos las subvenciones… seguiremos informando y esperemos que el software se implante antes de 5 años y no tenga fallos (nos tocará pagar más).

Fuentes de la información

Opinión

Hace 7 años, hablar de eficiencia energética, era algo insólito  y raro. Hoy en día la eficiencia energética es uno de los motores de crecimiento de muchos países. Se ha cambiado el chip de la sociedad, la energía aunque no se vea, es cara y se pueden realizar las mismas funciones consumiendo mucha menos energía.

La dependencia energética de nuestro país, es uno de sus mayores puntos débiles, y por ello la necesidad de realizar este cambio hacía una mayor eficiencia de gasto en estos recursos.

Este cambio de mentalidad, vino impulsado especialmente por la bombillas de bajo consumo, se empezaron a promocionar por toda España. Con la misma luz, te puedes ahorrar en la factura, y además la bombilla tiene una duración mayor de funcionamiento. No solo eso, en esta pequeña revolución también intervino el gobierno, regalando desafortunadamente bombillas de bajo consumo (digo desafortunadamente, viendo las actuales cuentas del estado).

Se solicitó por las administraciones un cambio de mentalidad en el consumidor, se regularon los intervalos de temperaturas de calefacción y aire acondicionado,  se regularon normativas para construir edificios nuevos más existentes. Se instaló la etiqueta energética para electrodomésticos y equipos electrónicos.

Como vemos lo que hace 7 años, era impensable, actualmente es un motor en expansión. Actualmente los edificios deben ir certificados energéticamente, los coches son mejores cuando menos consumen, los electrodomésticos también, se reforman las viviendas en búsqueda de una mayor eficiencia energética.

Veamos algunos ejemplos claros:

El Vehículo Eléctrico:

Pensar en ver vehículos eléctricos por la calle, era una utopía, actualmente aunque pocos, de vez en cuando se puede ver algún coche eléctrico por las diferentes ciudades. El vehículo eléctrico, es una mejora del vehículo habitual, haciendo que la necesidad energética para el mismo trayecto sea menor.

La vivienda

Actualmente la construcción de nuevas viviendas, es indispensable realizar un estudio de ahorro energético. Además desde hace algunas semanas es obligatorio, que todas las viviendas que se encuentren en el mercado de la venta y alquiler tenga un certificado energético. En palabras del ingeniero responsable de Certificado Energético Valencia, indica que “la mayor eficiencia de una vivienda, fomentará un mejor precio en la misma, sabiendo que podrás ahorrar energía una vez adquirida, es una forma de fomentar la eficiencia”.

El Autoconsumo

Actualmente es viable poder consumir la propia energía que nosotros generamos, a través de energías renovables. Muchas son las empresas y algunos particulares que están apostando por reducir su dependencia energética, generando su propia energía.

La monitorización y control 

Como todos sabemos, si queremos mejorar en algo, es necesario tener un feedback, de como funciona eso que deseamos mejorar. Se ha puesto de moda en la mayoría de empresas y en algunos particulares, disponer de un conocimiento vía servidor web, de cuales son nuestros consumos, y en que momento se producen estos consumos. Con esto se pretende saber donde podemos ahorrar, y como podemos ser más eficientes.

Coches Eléctricos, Opinión

Amigos de Recarga Coches Eléctricos, hace unas semanas os comentábamos los problemas que muchos clientes de la marca francesa están teniendo a la hora de instalar sus puntos de recarga para el Renault Zoe. Pues parece que la jugada no acaba de aclararse y los usuarios del Zoe cada vez tienen más dudas al respecto.

El Renault Zoe ha sido uno de los coches más esperados en los salones del automóvil y en los garajes de todo mundo de los últimos años. Su lanzamiento fue atrasado hasta en dos ocasiones y todo el sector de la movilidad eléctrica suponía que iba a ser el gran punto de inflexión a las tendencias bajistas en ventas. Por fin el Zoe llegó y fueron muchas cosas las que gustaron: su diseño, una autonomía más que aceptable, un precio relativamente asequible gracias a las ayudas estatales, etc. Mucha gente por fin iba a hacer su sueño realidad, comprar un utilitario eléctrico o casi, el utilitario eléctrico. Los clientes que llevaban más de un año esperando por fin pudieron acercarse a su concesionario y adquirirlo… con sorpresas. Sorpresas que continúan teniendo los incautos valiente que realmente valoran la necesidad de un cambio sustancial en nuestra forma de movernos por la ciudad. Los comentamos:

En busca del Zoe perdido
El primer problemilla que están encontrando los interesados en la adquisición del vehículo es conocer dónde se encuentra. El Zoe no es Wally, y no debería estar tan escondido, pero lo cierto es que no todos los concesionarios Renault disponen de uno, no sólo ya de prueba, sino expuesto. Resulta un poco complicado dar con un concesionario lo suficientemente grande como para tener un comercial dedicado exclusivamente a los vehículos eléctricos. Además, cuando se consigue, los usuarios se encuentran con actitudes poco proactivas: el vehículo que tenemos es el de prueba, no tenemos stock, en ese color no está, tenemos a muchos interesados delante, etc. Señores, ¿no quieren ustedes inflarse a vender coches? ¡Pues no se nota!

El punto de recarga
Hueso duro. Imagínate por un momento que te compras un móvil y te viene con las instrucciones, el software para el ordenador, los cascos… pero sin el cargador. Bien, eso te va a pasar con el Zoe -menos si vives en Gran Bretaña-. Bien, no pasa nada, te vas al bazar chino del barrio y te compras uno… pues va a ser que no. Las estaciones de recarga no son mecheros, pero tampoco tienen una complejidad parecida a la Estación Espacial Internacional. Existe una gran gama de estos productos en el mercado, habiendo gran cantidad de fabricantes. El problema reside en que parece que no puedes elegir el que mas mono te parezca o el que mejor te venga de precio… ya que Renault solo ha homologado algunos. Este es uno de los errores mas graves que esta´ cometiendo Renault.

La instalacio´n
Eres un manitas, o el hijo de McGyver y te apetece instalar tu flamante wall-box en tu garaje tu´ solito, o con la ayuda del Equipo A. Pues en principio te vas a quedar con las ganas, porque Renault parece que quiere suupervisar si esa instalacio´n que has hecho cumple la normativa española (que seguro que la cumple), la europea (tambie´n, te lo digo yo) y la de la Asociacio´n de Planetas de la Galaxia. El tema esta´ en que si no quieres pagar a la empresa que te “recomienda” Renault por un buen pico, puedes hacer tu´ la instalacio´n, o que te lo haga una empresa especializada de tu confianza, pero si´ o si´ acabara´s abriendo tu puerta a Renault para que te certifique la instacio´n. Te pongas como te pongas vas a tener que soltar los duros a las empresas a las que ha favorecido Renault.

Abuela, no te visito porque no tienes wall-box en la cocina
Por fin parece que tienes el kit completo, tu coche, tu punto de recarga y tu instalacio´n. Si has llegado aqui´ ya eres todo un campeo´n, que conste. Sin embargo, pronto te das cuenta que no puedes cargar tu Zoe en otro lugar que no sea tu casa. ¿Y por que´? Porque Renault no te ha facilitado un cable con el que cargar eventualmente en aquellos lugares en vi´a pu´blica que esta´n habilitados para ello, como si´ lo hace cuando adquieres una Kangoo o un Fluence.

Como vemos, parece que Renault no quiera vender coches. En lugar de facilitar la compra, el uso y la generalizacio´n del vehi´culo ele´ctrico, todo parecen problemas. De hecho, a mucha gente se les esta´n quitando las ganas de comprarse el coche estrella de Renault. ¿Que´ pasara´ por la mente de los ejecutivos de la compañi´a? Con una cuota de mercado en Europa del 51%, el grupo Nissan-Renault parece que busque ahora pasarse el juego de la competencia en modo difi´cil…

Opinión, Renault Zoe

Tras los últimos acontecimientos referentes a la recarga de este vehículo de Renault, hoy queremos hacer una reflexión. ¿Qué pasara cuando estemos en algún lugar donde el punto de carga este colocado desde hace más de un año? Todos conocemos los puntos de carga del famoso plan Movele y otros puntos de carga que se han colocado en centros comerciales y otros lugares de pública concurrencia. Llevando al extremo lo exigido por Renault, cada vez que paremos con nuestro Zoe para cargar tendremos que pedir un certificado al lugar para saber si podemos cargar ahí o no. Pero atención, no sólo el certificado del punto de carga sino también de la instalación.

Debemos tener en cuenta que si seguimos al pie de la letra lo que dice Renault en su web:
Recarga tu ZOE de manera sencilla, gracias a los diferentes sistemas de carga a tu disposición:
– Carga Estándar: permite efectuar una recarga completa entre 6 y 9 horas (en función de la potencia disponible) conectando simplemente el coche a un punto de recarga público o doméstico certificado Z.E. Ready* (versión 1.2 o posterior en vigor y con una potencia mínima de 3kW) e instalado en tu domicilio por un profesional de la red ZE Ready*.
– Carga Acelarada 22kW: recarga el 80% de la batería en 1 hora en un punto de recarga público.
– Carga Rápida 43kW: recarga el 80% de la batería en 30mins, en un punto de recarga público.
* Z.E. Ready es una marca registrada por Renault que figura en los puntos de carga instalados para la recarga de vehículos eléctricos de la gama Z.E. Conlleva la lista de especificaciones técnicas y de los tests de conformidad que deben realizarse por el asociado para conseguir la certificación Z.E.Ready. El conjunto de especificaciones y la lista de asociados certificados Z.E. Ready puede consultarse en la web www.lcie.com

Tanto los puntos de recarga como las instalaciones, si se realizan con personal cualificado y con experiencia pensamos que no será necesario tener este certificado. Sin embargo, hay usuarios que nos han escrito en las últimas semanas, y nos han dado mucha información.
Resulta que si no contratas con quien Renault quiere, te llaman y te “amenazan” con la garantía del vehículo, para que pagues 3 veces más por tu punto de recarga. Ya que así gana el concesionario, la marca, y el instalador o fabricante. Y pongo entre comillas te amenazan porque es la forma más normal de llamarlo, cuando te llaman con numero oculto y te dicen con quien tienes que contratar. Así va este país, viva la libre competencia.

Actualmente hay muchos fabricantes de Wall box.
-Ingeteam
-Circutor
-Ev box
-Indra
-Coma
-Gave
-Avinc
-Ibil
-Simon
-Bosch
-Lug Energy
-Bluemovility
-Gamesa
-Schneider Electric

No todos tienen la certificación ZE Ready pero conocemos que todos siguen la normativa al pie de la letra y que no tendrás ningún problema si colocáis un punto de carga de cualquiera de estas marcas.

Si analizamos el mercado más a fondo nos damos cuenta que Nissan también tiene vehículo eléctrico y sus puntos no tienen tanto lío. Mitsubishi también tiene y pasa lo mismo. Es un problema de Renault y sus pocas ganas de vender coches.

Accenture,  realizó un estudio a siete mil personas en un total de 13 países en todo el mundo, con el fin de analizar las preferencias de los consumidores en el mercado de los coches eléctricos.

Según este estudio, los coches eléctricos están altamente valorados por los usuarios, ya que los coches eléctricos pueden cubrir necesidades como, idoneidad para su uso en la ciudad, tienen un menor coste de mantenimiento que los vehículos no eléctricos, la teórica inexistencia de impuestos para adquirirlos, y además contribuyen a la conservación del medio ambiente.

coche eléctrico conocimiento chinaDe  los  países  encuestados  en  este   estudio,  China  es  el  que  refleja  un   mejor  nivel  de conocimiento  sobre los  vehículos  eléctricos,  con  un  44%.   Le  siguen  USA  y  Suecia,  con  un  36%   respectivamente.  Más  cerca  de  la  media   está  Reino  Unido,  con  un  32%,  seguido   por  Canadá  y  Corea  del  Sur,  con  un   28%.  España  se  encuentra  en  la  media,   con  un  24%,  mientras  que  en  última   posición  se  sitúan  Italia,  con  un  21%  y   Japón  con  un  20%.

Los coches eléctricos como opción de compra:

Sobre  la  base  de  los  501  encuestados   en  España,  que  tienen  previsto   comprar  un  comprar un coche  nuevo,  estos  son  los   resultados:

  • Un  52%  “probablemente”  tendría  en   cuenta  los  vehículos  eléctricos  en  el   momento  de  comprar  en  los  próximos   tres  años.
  •  Un  66%  “probablemente”  lo   consideraría  en  los  próximos  3  y  5   años.
  • Un  49%  “probablemente”  entre  los   próximos  5  y  10  años.

En la céntrica plaza del Ayuntamiento de Valencia, Telefónica y Endesa instalaron un punto de recarga para coches eléctricos para el uso de los ciudadanos. Hoy, este punto ha desaparecido, y pese a que sigue habiendo un aviso de punto de recarga, la verdad es que de momento los valencianos no pueden recargar su coche eléctrico en la vía pública. ¿Qué harán ahora estas empresas privadas que en su día manifestaron que instalarían decenas de puntos para recargar vehículos eléctricos por toda la ciudad?

Este punto ya fue objeto de polémica pues la instalación dejó de funcionar, sin que nadie diera ninguna explicación. Alejandro Sánchez, el presidente de la Asociación Valenciana del Vehículo Eléctrico, denunció que el único cargador para coches eléctricos de uso público de la ciudad de Valencia no funciona. Sus palabras eran estas: “y ya son muchas las quejas de gente que lo intenta y no puede, sería recomendable solucionarlo, aunque sólo sea por la imagen que se da”.  Y añadía, No sólo no funciona, sino que su diseño tampoco parece el adecuado porque, «impide que un conector estándar pueda hacer correctamente la carga, porque la trampilla lo impide», afirma Sánchez.

En 2010 se instalaba en la céntrica plaza del Ayuntamiento de Valencia el primer punto de recarga para coches eléctricos. Esta era la forma en la que Endesa y Telefónica manifestaban el apoyo para el fomento e implantación de los vehículos eléctricos en la capital del Turia.

Sin duda, que no existan puntos de recarga para vehículos eléctricos en la ciudad frena que los usuarios se decidan por este tipo de vehículos. Este dato quedó reflejado en la encuesta EOI-OPTI “El vehículo eléctrico y la movilidad del futuro”, 2011. El estudio afirmaba que el 73% de los encuestados creía que las infraestructuras de carga son insuficientes y que es necesario ampliarlas. Es preciso que se amplíe el número de puntos de carga existentes en la actualidad y que se facilite el acceso a los mismos.