Archives

Coches Eléctricos, Salud y contaminación

Si bien es cierto que el número de conductores que poseen un coche eléctrico (o híbrido) ha aumentado ostensiblemente, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que busca la descarbonización completa del parque de vehículos de España, hace que “por obligación” tengamos que ir cambiando nuestros vehículos a modelos mucho menos contaminantes, por lo que se hace imperante preguntarnos ¿Cuál es el futuro de los coches eléctricos? Ya que estos coches aún tienen varios aspectos a mejorar, y deben hacerlo a gran velocidad.

La Ley de Cambio Climático

Esta Ley obliga a los fabricantes a que, en 2021, la media de emisiones de los vehículos vendidos no sea superior a los 95 g/km de dióxido de carbono. Esto obliga, prácticamente, a que el 90% de sus ventas sean coches eléctricos.

Con esto se busca que consigamos limpiar nuestras ciudades y planetas. Hay casos en los que, sin esperar al fin de la medida (que realmente es 2040), ya se han puesto manos a la obra. Es el caso de Madrid, no sólo con la creación de Madrid Central sino también con los protocolos de contaminación.

Se prevé que, en 2050, ningún coche que emita un mínimo resquicio de dióxido de carbono pueda circular por las carreteras de nuestro país.

Los problemas de los coches eléctricos

Uno de los problemas de esta previsión es que, en España, el 66% de los vehículos “duermen en la calle”. Lo más cómodo de un vehículo eléctrico es que tengamos una estación de carga que nos permita recargar nuestro coche mientras no lo usamos, que normalmente es por la noche.

Una de las soluciones que se barajan ante este tema (más allá de las grandes ayudas destinadas a colocar puntos de carga privados) es la creación de grandes parques de vehículos eléctricos donde los conductores puedan dejar sus coches por la noche por un módico precio.

Pese a que se ha trabajado con coches propulsados por hidrógeno o propano canalizado, es cierto que los coches eléctricos siguen siendo la mejor forma de transporte sin contaminación. Sin embargo, sigue existiendo el problema de la duración de las baterías y su durabilidad., además de su precio.

Una de las razones de los altos precios de los coches eléctricos es el coste de sus baterías. Sin embargo, según un estudio de Bloomberg NEF, el coste de las baterías descenderá a partir de 2022, lo que hará que el coste de un vehículo eléctrico sea menor que el de los vehículos de combustión interna.

Se afirma que, en un futuro cercano, las baterías de los coches eléctricos llegarán a los 1000 km de autonomía (hoy en día suelen rondar los 400 km de máximo). Esto se conseguirá a través de las denominadas baterías Post Litio. Por ejemplo, las baterías Litio-Azufre o Litio-Aire multiplican por diez la densidad de energía de las baterías Ion-Litio.

Coches Eléctricos, Competición

La FIA E-Rally Regularity Cup llega a la Comunidad Valenciana para promover la conducción sostenible y eficaz en España.

Los coches eléctricos ya no son cosa del futuro, ni para unos pocos que pueden permitirse el antiguo precio de las baterías. Lo cierto es que la sostenibilidad y su garantía nos permite decir que son parte del presente. Cada vez, vemos más vehículos eléctricos en nuestro día a día, tanto es así, que la Real Federación Española de Automovilismo (RFEdA) se ha visto obligada a albergar el Campeonato de España de Energías Alternativas (CEEA).

De la mano del Club Automóvil Action Press y la Diputació de Castellón, llegó a la localidad de la Plana Alta la E-Rally Regularity Cup, la categoría reina de los rallyes sostenibles organizada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

FESTIVAL DE CONDUCCIÓN

Varios campeonatos y categorías hicieron de esta edición del Eco Rally de la Comunitat Valenciana un auténtico festival de la conducción sostenible el ya pasado noviembre de 2018. Estas han sido unas jornadas de cargadas de tecnología y última generación, tanto de vehículos eléctricos como híbridos.

Algunos de los coches inscritos fueron el Renault Zoe, Hyundai Ioniq y el Hyundai Kona, el BMW i3, Smart EQ Fortwo, Lexus CT200h o el Nissan Leaf. Cabe destacar la participación de hasta nueve mujeres que decidieron estar en la prueba de Castellón, ya como pilotos o copilotos. Una bonita forma de incentivar a la mujer en el mundo del automóvil con un campeonato sostenible y eficiente.

Deportivamente hablando, la lluvia tuvo un papel principal en el desarrollo de la prueba, llegando a influir especialmente en las tandas del domingo. Así, pudieron demostrar los pilotos la valía de su conducción y la capacidad de sus coches para afrontar las difíciles condiciones meteorológicas a las que sometieron, superándolas con creces.

Los ganadores de la prueba internacional de FIA, fueron los españoles Eneko Conde y Adolfo González Almuiña a bordo de su Nissan Leaf.

En el campeonato español, en la categoría de vehículos eléctricos los vencedores fueron Manuel Cortés y Eloi Alsina con su Hyundai Kona Electric. En la categoría de vehículos híbridos, la victoria se la llevaron finalmente Lucas Pérez y Miguel Ángel Casado con un Hyundai Ioniq Plug in

El Premio Paco Blanch, entregado por la organización desde el 2015, haciendo un homenaje a quien fuera el secretario de carrera de la primera edición del Eco Rallye de la Comunitat Valenciana y presidente del Rallye Club Costa Azahar, fue para Javier Moltó y Loren Serrano que más tarde anunciarían que participaban en la prueba FIA.

UN AUTÉNTICO ÉXITO

La última edición fue un éxito, ganadora del Premio a la Sostenibilidad Medioambiental de la RFEdA. Es la que más se ha visto un nivel altísimo de participantes y escuderías, contando con caras conocidas del automovilismo: el campeón de España de rallyes de asfalto Miguel Fuster, los campeones y pilotos mundialistas Salvador Cañellas y Luís Climent, y el ex-piloto del Dakar José Luis Monterde.

Por todas estas razones y muchas más, la próxima edición será los días 16 y 17 de noviembre, siendo la última prueba del campeonato.

Coches Eléctricos

Hace un tiempo ya que se habla sobre las ventajas y la capacidad de los coches eléctricos, todo lo que pueden hacer por el medio ambiente y lo que supone su motor 100% libre de CO2. Ahora bien, no se había visto como algo más que un coche, hasta que se propuso la tecnología V2G.

V2G supone a las siglas Vehicle to Grid, en español, del Vehículo a la Red, esta tecnología, permite reinventar el concepto de “vehículo eléctrico” y colocarlo en una nueva perspectiva de almacenamiento energético, es decir, coches eléctricos que puedan almacenar energía y luego devolverla, en pocas palabras, que tengan una relación bidireccional con la red conectada.

¿Cómo funciona?

Gracias a los puntos de recarga, los coches eléctricos incorporan la energía cuando se encuentran conectados a la red eléctrica y acumulan en sus baterías la energía para, posteriormente, ser utilizada mientras el vehículo está en un desplazamiento.

Así pues, luego de esta sencilla explicación, se maneja la idea de darle literalmente, otra perspectiva, y otorgarle al coche eléctrico el protagonismo como dispensador eléctrico, es decir, que pueda devolver y suministrar la electricidad a la red eléctrica doméstica que ha almacenado. Es así, como se convierte entonces en una relación bidireccional donde el vehículo y la red eléctrica alternan el papel protagonista con la energía como nexo común.

La tecnología V2G permite el almacenamiento desde las baterías de los vehículos eléctricos a la red en las horas valle (cuando el kWh es más económico) y la recuperación de la electricidad en las horas punta (El kWh es más caro).

almacenamiento coches eléctricos
Funcionamiento del sistema V2G

Lo que pretende la V2G, es crear una infraestructura hoy inexistente, donde todos ganan: los propietarios de los vehículos, las empresas eléctricas, la sociedad y el planeta.


Ciudades Sostenibles, Recarga Vehículos Eléctricos

Acostumbrados a los rápidos repostajes de los coches convencionales, los nuevos usuarios de los coches eléctricos, y aquellos que piensan en comprase uno, ven como una desventaja a tener en cuenta el hecho de que deban dejar varias horas cargando su coche para poder seguir usándolo.

¿ No sería ideal que el coche pudiera cargarse mientras recorremos una autopista o mientras estamos parados en un semáforo? Pues bien, estas ideas, hasta hace poco utópicas, pueden llegar a nuestras vidas antes de lo que pensamos.

Actualmente son varias las empresas que investigan los sistemas de carga inductiva para los vehículos, los cuales son inalámbricos ya que el campo magnético generado por las bobinas del sistema es el encargado de cargar nuestros coches. Así pues, se trata de un sistema de carga muy cómodo para el usuario ya que simplemente con colocar el vehículo sobre el aparato la carga comenzará automáticamente.

2987383_orig

Aunque esta tecnología es muy prometedora, antes de lanzarse al mercado deben superarse algunos problemas como son el posible calentamiento de las partes metálicas del automovil, que originaría problemas de seguridad, la perdida de eficiencia en la transmisión de energía con respecto al método tradicional cableado o el impacto sobre otros sistemas electrónicos del vehículo, como el equipo de navegación, el cambio automático de marchas o el freno regenerativo.

La aplicación de esta tecnología en las carreteras permitiría reducir el tamaño de las baterías de los coches sin comprometer su autonomía y, aunque resultara muy costosa a nivel económico, sería un paso importante hacia las “smart cities”, llamadas a ser la base de nuestro futuro.