Opinión
El peligro de la carga lenta

El peligro de la carga lenta

La situación de crisis económica que atravesamos en nuestro país nos hace a los españoles agudizar el ingenio legítimamente para tratar de continuar con nuestra vida sin ir arrastrando los pies y llevarla con dignidad. En algunas ocasiones algunos compatriotas confunden los términos y delinquen, aprovechándose del trabajo de los demás. Pero esto no es lo que pasa con la mayoría de nosotros, y muchas iniciativas son ingeniosas y logran atender perfectamente y a bajo coste las necesidades de los usuarios. Sin embargo, en este afán por no malgastar pocas pero algunas veces puede ponerse en riesgo la seguridad. Y es lo que puede estar pasando con las soluciones “caseras” que se están poniendo de moda en las últimas semanas para la recarga de coches eléctricos en modo 2 mediante cables dimensionados para recarga ocasional.

Uno de los problemas que podemos encontrar los usuarios de coches eléctricos a la hora de cargarlos es la dificultad de disponer de estaciones de recarga a las que echar mano (o echar el enchufe) cuando se nos presenta la necesidad de recargarlos. En nuestra casa es relativamente sencillo, llamamos a una empresa especializada del sector y nos instalan una infraestructura privativa de recarga para cargar nuestro coche, y si buscamos bien en Internet, la cosa nos sale por mil eureles. Sin embargo, llegamos al trabajo o vamos a visitar a la abuelita, o paramos en un centro comercial y si nosotros necesitamos un punto de recarga con conector SAE J1772 resulta que la estación habilitada tiene disponible sólo el Mennekes, o al revés. Y si no nos encontramos con el paradigmático Schuko. Evidentemente, no podemos pagar de nuestro bolsillo tantas estaciones de recarga como lugares a los que solemos ir en coche, por lo que es necesario un plan b. Y ese plan b no es otro que una solución de recarga modo 2 u ocasional.

Ocasional porque los coches eléctricos están dimensionados para modo de carga tres, con sistema de seguridad incorporado y todas las protecciones necesarias. Aunque existen soluciones modo dos que tienen realmente calidad, los fabricantes no recomiendan su uso continuado, ya que la unidad de control que incorpora no está preparada para una serie ilimitada de cargas, y el cable puede sufrir a la larga por recalentamiento, ya que el coche pide más intensidad y estos productos suelen estar limitados a 10A. Y estoy hablando de los productos que han tenido largos procesos de comprobación de la calidad y han sido testeados, ya ni hablar de las soluciones caseras que aparecen en algunos foros como si fueran champiñones.

La seguridad es algo importante, no sólo de las personas, sino también de las cosas, que cuestan dinerito y se nos pueden estropear si no las cuidamos. Algunas soluciones modo dos no son estancas y están configuradas mediante software open EVSE, no están testadas y se recalientan mucho. ¿Realmente vale la pena gastarse 500 euros en algo menos fiable y ahorrarse otros 500 por una instalación segura? A veces lo barato sale caro, y aquí estamos hablando de tu pequeñín, al que le llaman 25.000 euros.

WallboxOK. Puntos de Recarga.
Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *