Skip to main content

LAS SUBVENCIONES A VEHICULOS ELECTRICOS EN MINIMOS

En 2011 el gobierno aprobó un plan de ayudas de 70 millones de euros, para la compra de vehículos eléctricos, 1.205 solicitudes (la mayoría de motos eléctricas) que significaron un gasto de 3,61 millones de euros. El resto hasta 70 millones no se gastó. Para el año 2012 y con la creciente crisis el gobierno puso una bolsa de 10 millones de euros. Según FITSA (Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil), que es quien se encarga de gestionar las ayudas, en lo que vamos de año y hasta la fecha, se han presentado ya 1.800 solicitudes, por valor de 6,5 millones de euros.
Es decir las ayudas llegaran muy pero que muy justas y es probable que no todo el mundo que la solicito le llegue ya que en el momento que se acabe el dinero se acabo. Bien en principio se pueden solicitar hasta el 30 de noviembre, pero todo apunta que si no se piden dentro del mes de septiembre no quedara dinero. La subida del IVA en septiembre a provocado un aumento en ventas de este tipo de vehículos, sin datos oficiales pero con los datos proporcionados por concesionarios consultados. Pues bien parece ser que las marcas están presionando al gobierno para que el próximo año tengan una bolsa mayor de ayudas. O como en Noruega donde se ha aprobado una ayuda de 6 años de duración.
Os seguiremos informando de todo lo relacionado con este tema.

EL RENAULT TWIZY EL VEHICULO ELECTRICO MAS VENDIDO EN ESPAÑA

Con el mercado de vehículos eléctricos despegando, ya tenemos a un buen ariete. Y no es otro que el Renault twizy, ya hemos hablado mucho de él. Pero porque su éxito en ventas?.
La marca francesa ya ha vendido 482 unidades con tan solo unos pocos meses desde su lanzamiento. Muchos pensamos que estos datos son porque lo han comprado empresas para renting o cualquier tipo de negocio. Pero lo cierto es que casi la mitad de todos los vehículos vendidos son para uso particular, un total de 113 unidades en los dos primeros meses desde su lanzamiento fueron para particulares.
Que hayan varias motorizaciones, poder conducirlo sin carnet o su precio pueden ser algunas de sus causa.
Lo que sí es cierto y lo ha comprobado el equipo de recargadecocheselectricos.es. Después de visitar un concesionario en varias ocasiones las unidades en stock han caído mucho. Para nosotros fue un dato relevante cuando salió ver el concesionario lleno de estos vehículos y un mes después no ver más que un par de unidades.
Después de hablar con el concesionario, sus clientes potenciales son: gente sin carnet de conducir. Gente que vive cerca del trabajo y vive en chalet. Padres que no se atreven a comprar un coche a su hijo. Pero lo más relevante es la gente que lo ha comprado de capricho para tenerlo en la casa del pueblo o parecido.

EL RENAULT ZOE A PRUEBA EN LAPONIA

La fabrica francesa ha estado haciendo test a su nuevo modelo el ZOE. Se han llevado al nuevo modelo a Laponia a 20 grados bajo cero han estado probando todo su rendimiento y aquí tenemos los resultados de todo lo que los técnicos de Renault ha conseguido.
Como es habitual si los datos se hacen por parte de la fabrica no, vamos a tener grandes chascos. Todo son cosas buenas, pero también es importante conocerlas.
En Canadá llevan años enchufando los vehículos por la noche, pero no para cargarlos sino para mantener la temperatura del vehículo y así no perder prestaciones.
Según no s confirma Renault el Zoe no necesita calentamiento. Desde el minuto cero el coche responde bien y no necesita calentarse como los vehículos con motores de combustión.
Los datos facilitados por la fábrica francesa, nos dicen que en estas condiciones tan extremas no se aprecia caída de rendimiento ni de baterías ni de motor. Como es lógico el único problema es calentar el habitáculo, pues bien según nos dicen esto podría gastar unos kw extra. Pero también nos dan una idea calentar el habitáculo mientras está cargando. Por eso desde este blog la única pega que le vemos a este nuevo modelo, es que se ha retrasado el lanzamiento para primeros del próximo año. Así después del verano nos quedamos sin ZOE.

LA KANGOO ELÉCTRICA

Muy buenas amigos, continuamos hoy con otro vehículo eléctrico de la marca Renault, la famosa Kangoo, líder indiscutible del segmento industrial.

La Kangoo, en su versión de combustible fósil, ha sido y es uno de los vehículos industriales más importantes en los últimos años. No es de extrañar que Renault haya considerado esta furgoneta como más que importante a la hora de introducir los vehículos eléctricos en el mercado. De hecho, después del Twizy, modelo ya comentado aquí en RecargadeCochesEléctricos.com, la Kangoo versión eléctrica es el vehículo eléctrico más vendido por Renault, habiéndose matriculado en España hasta julio de este año un total de 116 unidades, según datos de la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (ANIACAM).


La Kangoo despunta por su amplia capacidad de carga, además de una conducción muy cómoda que en su versión eléctrica no pierde.

Aunque es evidente que la Kangoo es un vehículo profesional, no debe de dejar de ser cómodo, por lo que Renault mantiene en la versión eléctrica una atmósfera de trabajo agradable, ganando espacio por las peculiaridades conocidas de los vehículos eléctricos:

Si seguimos echando un vistazo al interior, nos llama la atención un cuadro de mandos muy parecido al del Fluence, bastante alejado de la sofisticación característica de otras marcas, como Nissan:

La toma de carga se encuentra en el morro, ligeramente desviada a la derecha para no interponerse con el logo de la marca. En la mayoría de los eléctricos, suele ponerse a uno u otro lado, emulando a sus primos de carburantes fósiles, pero hay que tener en cuenta que la Kangoo, al ser un vehículo de carga, necesita tener el espacio trasero lo más despejado posible.

Si os fijáis bien en esta imagen detallada de la entrada del enchufe, estamos hablando de un trifásico, por el que Renault ha apostado en su primera gama de vehículos eléctricos. Aquí, teniendo en cuenta el perfil profesional de la Kangoo, se pueda entender, lo que no entendíamos con el Fluence. De todos modos, para sus próximos modelos Renault va a cambiar la tendencia, consciente de que ahí ha cometido un error.

En definitiva, la Kangoo es una apuesta segura si deseas un vehículo práctico, con muchas buenas características en su gama que ahorra dinero en combustible y no tiene nada que envidiar a ningún vehículo de combustión si no tienes que hacer kilometraje.

Nos vemos por aquí o en Twitter, ¡sed buenos!

EL TWIZY, PRIMER CONQUISTADOR

El coche eléctrico ya ha triunfado. Es un hecho. Y no me he adelantado hasta el siglo XXII, sino que estoy escribiendo, como no podía ser de otra manera, desde el año 2012 de nuestra era. Los prejuicios y la incredulidad de los usuarios y los intereses de las petrolíferas han ido debilitándose para dejar paso al simple razonamiento siguiente: ¿por qué tengo que dejarme un riñón cada vez que lleno el depósito de mi vehículo? Pues porque tú quieres, ni más ni menos. Aquí te presento la revolución en la movilidad urbana, el primer paso que necesitamos dar para cambiar el chip.

Seguimos después del salto.
Leer más

EL NISSAN LEAF, APUESTA SEGURA.

Hola de nuevo amigos, hoy hablaremos sobre el coche eléctrico que más promete de todo el mercado nacional, el Leaf de Nissan, un coche manejable para espacios urbanos y con unas prestaciones difíciles de igualar. Aquí lo tienes:

Nos acercamos al concesionario Nissan donde vamos a probar el Leaf, habiendo contactado previamente con un comercial, que nos atiende de modo muy cercano. Nos sentamos los tres miembros del equipo de Recargacocheseléctricos.com y lo probamos por turnos, aquí van algunas sensaciones:

– El tamaño es el ideal para circular por ciudad, con una excelente dirección asistida que nos permite hacer las maniobras pertinentes.

– El cambio de marchas es mucho más sencillo que el del Renault Fluence -con posiciones de punto muerto, estacionamiento (freno de mano), delante y detrás-. Al principio choca por su apariencia -absolutamente redondo- pero luego es muy fácil de manejar.

– Un cuadro de mandos muy ambicioso con muchísima información, a destacar el sistema de Nissan que permite saber el ahorro en combustible al segundo. Además, podremos competir con otros usuarios del Leaf en ahorro con estadísticas comprobables a través de internet. Con todo, el Leaf tiene un sistema de recarga de las baterías por inercia en la frenada, como los trenes de alta velocidad.

– El coche es muy cómodo de conducir, y a pesar del tamaño, los pasajeros tienen espacio de sobra. A destacar el diseño de la ubicación de la batería que no invade el lugar del quinto asiento. Aquí tenéis una vista de las entrañas del coche, fijaros en que resulta más limpio a la vista que cualquier otro vehículo de combustible fósil:

– Respecto a la carga del coche, os muestro las entradas -ubicadas en la parte delantera-. Si os fijáis, veréis que tenemos dos enchufes: a la izquierda, tapado, el monofásico normal; el de la derecha, para carga en trifásico.

El Nissan Leaf responde a las necesidades de un usuario urbano, que quiere ahorrar y encontrar fácilmente aparcamiento. Está muy bien equipado, fijaros en el navegador de serie incrustado en el panel. El problema, como casi siempre, el precio. Todavía no es competitivo, pero lo será.

Mañana, más. ¡Sed buenos!

LA EXPERIENCIA RENAULT FLUENCE

Estimados amigos de RecargaCochesEléctricos.com, hoy vamos a hablar de la berlina eléctrica de Renault.

Como bien sabéis, desde el equipo de RecargaCochesEléctricos.com estamos realizando un esfuerzo para acercar al gran público todo aquello relacionado con el mundo de los vehículos eléctricos, apostando por un medio de transporte más limpio. Este es el primero de varios monográficos sobre los diferentes modelos que actualmente están a la venta en nuestro país.

A simple vista, el Renault Fluence parece una evolución poco cuidada del Megane, pero conforme nos acercamos a él podemos comprobar unas líneas elegantes que dan muy buena sensación. Desde el exterior ya comprobamos que Renault ha apostado por un señor coche al fabricar este vehículo con una embergadura importante que no tiene nada que envidiar a otro modelo del mismo segmento en versiones de combustibles fósiles.

En cuanto al interior, observamos una cuidada tapicería tipo piel muy elegante que ofrece un ambiente confortable y sofisticado.

Tras hacer una primera inspección del vehículo, desde el concesionario nos dejan las llaves, pasamos a probar la experiencia de conducción del Fluence, ¿me acompañas?

Después de habernos acomodado en el asiento del conductor y colocarnos los espejos en un grado cómodo, nos damos cuenta que podemos ajustar también la inclinación del volante. El salpicadero se nos presenta con unas líneas redondeadas que hacen juego con el resto del coche, y un cuadro de mandos muy poco futurista que no rompe con la esencia que Renault quiere transmitir en este modelo.

El arranque del coche responde, como no podía ser de otra manera, al común denominador de los vehículos eléctricos: silencio absoluto. La conducción del coche eléctrico es muy similar a la de un automático de carburante fósil, con una palanca de cambios con tres posiciones posibles: estacionamiento, adelante y detrás. Es importante comentar una obviedad: sólo hay dos pedales, que se deben de manejar ambos con el pie derecho, acelerador y freno. Para salir debemos poner la marcha correspondiente (detrás o delante), manteniendo el pie en el freno, para evitar la salida automática. De forma suave, vamos apartando el pie, y comprobamos la pausada aceleración del Fluence. Hacemos las maniobras pertinentes (intercalando las marchas) y por fin salimos a la calzada gracias al ligerísimo sistema de dirección asistida.

Una vez acostumbrados a la cadencia de la conducción tras los primeros metros, nos invade una clara sensación de estabilidad. El cuadro de mandos nos brinda poca información en crucero: estado de la batería, rendimiento de la misma y velocidad. Tras parar en un semáforo nos damos cuenta de una cierta dureza del freno de pie, que contrasta con el excelente sistema de aceleración que impide la salida brusca.

La experiencia por ciudad es muy cómoda, sin embargo, por carretera, la sensación es un tanto pobre, ya que de semejante coche se espera una mayor potencia, que se queda corta con sus alrededor de 85 caballos y una velocidad punta de 115 km/h.

Tras haberlo estacionado y apagado, nos fijamos en los detalles. La batería está situada debajo del maletero, lo que impide que, a pesar del tamaño del coche, nos encontremos con una gran capacidad del portamaletas. El sistema de carga está situado a la derecha, como si fuera la entrada de una pistola de gasolinera.

Como conclusiones, podemos decir que el Renault Fluence se ha diseñado con mucha ambición, desarrollando un gran coche que quizá no se corresponda muy bien con las necesidades de un usuario urbanita, por su considerable tamaño, además de contar con las actuales limitaciones de duración de batería que impiden realizar trayectos largos.

El precio es uno de los grandes atractivos, puesto que con la subvención del Estado podemos conseguirlo por 24.000 euros. La trampa reside en la apuesta de Renault por el alquiler de las baterías (cuyo precio difiere según el kilometraje).

En definitiva, nos encontramos con un coche que da gusto conducir, pero que yo no me compraría.

¡Un saludo y hasta el próximo artículo!